29 ago. 2015

GUARDIÁN DE CAMAL SE SUICIDA DE UN BALAZO

Deprimido por los problemas que pasaba con la madre de sus tres hijos, un guardián se suicidó disparándose un tiro de escopeta en el tórax, en el distrito de José L. Ortiz, Chiclayo.
El cadáver de Óscar Montenegro Mendoza (30) fue hallado en el interior del camal municipal, en el fundo ‘El abuelo’, donde laboraba desde hace cinco años.
A un costado de su cuerpo se ubicó la escopeta calibre 16 milímetros con la que se disparó y una carta en la que explicaba los motivos de su decisión. Su tío Mario Mendoza Maldonado (43) confirmó que los problemas sentimentales lo habrían llevado a tomar la fatal decisión.
“Tenía problemas con su pareja. Dejó un manuscrito donde explica las razones de su determinación”, dijo un agente.
La víctima deja huérfanos a sus tres hijos, todos menores de edad, que procreó con Roxana Sandoval de la Cruz (28). “Hace más de 10 años llegó a Chiclayo desde su natal Huambos (Cajamarca), en busca de trabajo y progreso”, dijeron sus familiares.